La autofluorescencia en el campo de la retina

La autofluorescencia revoluciona el campo de la retina al ofrecer diagnósticos más exactos que permiten elegir los tratamientos más adecuados para las enfermedades maculares y retinianas. Durante los últimos años se ha venido poniendo en marcha una potente tecnología de imagen y diagnóstico que ha revolucionado la práctica clínica y de investigación, especialmente en relación con la salud de la retina. Las imágenes de autofluorescencia del fondo del ojo son una técnica no invasiva que se ha desarrollado con rapidez y de la que se podrán beneficiar no solo los especialistas de la retina, sino también los oftalmólogos generales. En la actualidad, la autofluorescencia del fondo de ojo (FAF, por sus siglas en inglés) proporciona información detallada de la fisiopatología de la enfermedad y permite comprender la naturaleza de las enfermedades maculares y retinianas, de forma que los oftalmólogos pueden realizar diagnósticos más exactos y seleccionar el tratamiento más indicado. La técnica FAF usa las propiedades fluorescentes de un indicador metabólico llamado lipofuscina para estudiar la salud y la viabilidad del complejo epitelio pigmentario de la retina (EPR). Mientras que en la retina exterior existen otros fluoróforos que pueden aparecer con la enfermedad, la lipofuscina es la principal fuente de fluorescencia intrínseca del fondo ocular. Una acumulación excesiva de gránulos de lipofuscina en el compartimento lisosomal de la células del EPR representa una ruta común patogénica para varias enfermedades retinianas complejas y hereditarias, como la DMAE. Tomografía con láser de seguimiento – dos tecnologías reunidas en un solo equipo SPECTRALIS® es una serie de equipos que combina la adquisición de imagen de fondo del ojo mediante un oftalmoscopio confocal de barrido de láser con el procedimiento de adquisición de imágenes de sección transversal mediante el tomógrafo de coherencia óptica Spectral-Domain (SD-OCT). La conducción activa del barrido OCT en directo permite lograr una nueva dimensión en la adquisición de imágenes diagnósticas: la tomografía con láser de seguimiento. Tanto en el segmento posterior completo del ojo, como también directamente en un punto sospechoso del fondo del ojo, pueden utilizarse hasta cinco modos diferentes de adquisición de imagen de fondo por láser para el posicionamiento activo del barrido OCT. Con este tipo de adquisición multimodal de imágenes se puede obtener una visión desconocida hasta ahora de la estructura y del funcionamiento de la retina. Autofluorescencia con láser azul La autofluorescencia con láser azul BluePeak™ es un procedimiento para examinar la integridad del EPR. Este examen puede realizarse sin utilizar contraste y se basa en las características autofluorescentes de la lipofuscina. La lipofuscina es un pigmento indicador del estado metabólico que aparece de forma natural y que se acumula en el EPR durante la degeneración de los segmentos externos de los fotorreceptores. Una luz láser azul puede provocar la Autofluorescencia de manera muy eficaz. El procedimiento confocal brinda imágenes muy nítidas de alto contraste. La combinación de la luz láser azul con el barrido confocal constituye la autofluorescencia con láser azul BluePeak. Valor pronóstico de BluePeak en DMAE La autofluorescencia de fondo (FAF) muestra alteraciones patológicas que posiblemente no podrían visualizarse con otros procedimientos de adquisición de imagen. Los cambios que aparecen en las imágenes de FAF pueden indicar tanto la progresión como el pronóstico de la enfermedad. En pacientes que padecen una neovascularización coroidea (CNV), los cambios de autofluorescencia que se pueden medir con BluePeak frecuentemente se visualizan más claramente que las alteraciones que aparecen en la angiografía o en la imagen de fondo. Este nuevo procedimiento refleja las áreas realmente afectadas de la retina. Imágenes simultáneas BluePeak y SD-OCT La aplicación de la tecnología SPECTRALIS para la adquisición simultánea de imágenes de autofluorescencia e imágenes de sección transversal OCT ofrece así una visión desconocida hasta ahora de la estructura y del funcionamiento de determinadas áreas de la retina. Y todo ello en un solo examen. BluePeak revela los cambios en los depósitos de lipofuscina como indicador del metabolismo permitiendo realizar así una asignación exacta de las alteraciones a las imágenes de sección transversal OCT correspondientes. La adquisición multimodal de imágenes sirve para crear un mapa tridimensional de alteraciones patológicas retinianas y permite lograr nuevas dimensiones diagnósticas.
facebook google twiter linkedin linkedin linkedin linkedin linkedin